Se la independencia hasta los años treinta[5]. Por ejemplo,

Se puede decir que Gabriel García Márquez es uno de
los novelistas hispanohablantes más significativos de todos los tiempos: García
Márquez era un novelista colombiano, cuyas obras ficticias han vendido más que
todo publicado en español, aparte de la Biblia. García Márquez es asociado
frecuentemente con el ‘boom’ literario de América Latina, que es ampliamente
reconocido como una época revolucionaria en el mundo de la literatura. Sus obras
más famosas incluyen ‘El Otoño del Patriarca’ (1975), ‘El Amor en los Tiempos
de Cólera’ (1985), y por supuesto, ‘Cien Años de Soledad’
(1967), probablemente la mayor obra de García Márquez que le ganó el premio
Nobel de Literatura en 1982. García Márquez producía muchas obras durante su
vida y el lector observa varios estilos en sus novelas. Sin embargo, hay
ciertas características que vuelven a ocurrir en las obras de García Márquez,
como el realismo mágico, la combinación de cultura indígena y las influencias
occidentales, y el tema de soledad, que serán examinadas durante este
reportaje.

Contrariamente a la creencia popular, el realismo
mágico nunca era un movimiento literario1;
el término se refiere a una prosa narrativa distinta donde los eventos o los
elementos maravillosos de una novela ficticia son tratados como comunes y
corrientes, generalmente debido al tono indiferente utilizado por el narrador2.
Muchos novelistas latinoamericanos adoptaron este estilo durante el siglo XX,
pero se cree que era García Márquez que lo popularizaba y lo hacía accesible al
resto del mundo. Su tendencia a presentar los eventos verdaderos en maneras muy
extraordinarias procedía de su crianza: como un niño pequeño García Márquez
vivía con sus abuelos en Aracataca y se criaba en un medioambiente de
cuentacuentos, donde el pasado del pueblo era relatado en maneras mágicas,
especialmente por su abuela quien creía firmemente en lo sobrenatural3. Su
uso del realismo mágico es lo más evidente en ‘Cien Años de Soledad’; descrito
a menudo como la fuente principal en que el realismo mágico volvía una forma
dominante en la literatura del siglo XX4,
la novela incorpora los elementos sobrenaturales y los símbolos míticos para
presentar los eventos del siglo desde los años después
de la independencia hasta los años treinta5. Por
ejemplo, varias guerras civiles entre los liberales y los conservativos, que
fueron una característica prominente en Colombia y otros países
latinoamericanos en el siglo XIX, figuran en gran parte del libro, así como de
ciertos elementos sobrenaturales como la presencia de fantasmas6. Esto
muestra cómo García Márquez utiliza el realismo mágico para presentar los
eventos políticos en América Latina a un público mundial. Generalmente parece
que el realismo mágico no sea solo utilizado en las obras de García Márquez
para recrear su infancia7,
sino transformar sus lectores en un mundo diferente, mientras ayudarlos a
entender el pasado extensivo de América Latina8.

We Will Write a Custom Essay Specifically
For You For Only $13.90/page!


order now

Lo que es obvio también es que el uso de realismo
mágico destaca la combinación de cultura e historia
indígena, y las influencias coloniales y occidentales, otra característica
común de las obras de García Márquez: el novelista colombiano combinaba
orígenes indígenas y occidentales para pintar un cuadro más claro de la que es
la identidad latinoamericana. Por ejemplo, ‘Cien Años de Soledad’ está
ambientado en la comunidad rural de Macondo, un pueblo pequeño que refleja los barrios
rurales verdaderos de América Latina. Sin embargo, aunque vive en esta
comunidad tradicional, la familia Buendía vuelve representativa de la élite
aristocrática que venía a dominar América Latina9.
Este ejemplo demuestra la relación entre la cultura indígena latinoamericana y
las influencias del ‘mundo fuera’: era un tema que raramente había sido
explorado en la literatura latinoamericana. Además, García Márquez utilizaba
esta combinación de cultura indígena e influencias occidentales para demonstrar
los efectos que los poderes del oeste habían en la población indígena: en su
novela corta ‘La hojarasca’, García Márquez crea un paralelismo entre los
eventos de esta narrativa y la retirada verdadera de la United Fruit Company en
Colombia en 1941, demostrando los efectos de corto plazo del boom del plátano y
la depresión posterior en Macondo10.
García Márquez incorpora los elementos indígenas y occidentales en sus obras
para crear una nueva identidad latinoamericana: a diferencia de otros
novelistas latinoamericanos, García Márquez reconocía la influencia que el
oeste había habido en el continente, pero presentaba su historia extensiva a
través de los ojos de la población indígena.

Antes de las obras de novelistas como García
Márquez, la publicación de la literatura latinoamericana dependió mucho de
Europa: esto demuestra por qué la utilización del tema de soledad en las obras
de Márquez es tan significativa. El tema de soledad es explorado en maneras
diferentes en los libros de García Márquez, y se piensa que deriva de su propia
soledad como un niño, debido a las circunstancias extrañas de su crianza11.
Una manera principal en que la soledad es expresada en las obras de García
Márquez es geográficamente: la utilización de la comunidad ficticia de Macondo representa
la soledad geográfica de los pueblos coloniales de América Latina que no eran
interrelacionados y que eran predominantemente rurales12. Además,
durante toda la historia, América Latina ha sido a menudo aislada del mundo
desarrollado, y García Márquez explora esta idea con la utilización de los personajes;
por ejemplo, en ‘Cien Años de Soledad’, José Arcadio sueña con un mundo
transformado por avanzos científicos y tecnológicos que refleja la aspiración
de América Latina a modernizar para alcanzar un nivel similar de desarrollo
como las naciones más industriales13. Otra
presentación del tema de soledad es la soledad humana que García Márquez
sugiere es provocada por varias condiciones complejas de humanos14: se
cree que el egoísmo y el individualismo, como lo de la familia Buendía, de la
gente causan el aislamiento humano, así como a algunos conceptos menos obvios
como el amor, demostrando en ‘El amor en los tiempos de cólera’15. En
su discurso de aceptación del premio Nobel, conocido como ‘La Soledad de
América Latina, García Márquez se dirigió al tratamiento de los
latinoamericanos como otros inferiores por los poderes occidentales, para
terminar el aislamiento del continente.

Para concluir, de estas características comunes de
las obras de García Márquez, el realismo mágico es la más identificable dado
que moldea los eventos y el contenido de sus libros. Lo que es interesante es
que todas estas características mencionadas contribuyen a la presentación de la
identidad latinoamericana revolucionaria: todas muestran cómo América Latina es
muy diferente a las naciones occidentales, gracias a su historia única y
extensiva, y así que García Márquez quería crear las obras para celebrar su
desarrollo significativo en el mundo moderno.